¿Qué es el té?

El té es la segunda bebida más consumida del mundo y es una infusión que proviene de la misma planta llamada: Camellia Sinensis. .

La Camellia Sinensis es nativa de Asia, es un arbusto subtropical con diferentes necesidades (humedad, altitud, etc) según su variedad: Sinensis o Assamica.

¿Sabías que todos los tés pueden ser infusiones pero todas las infusiones no son tés?

Una infusión es cualquier bebida que se puede obtener de flores, semillas, hojas, frutos, hierbas, etc. Sólo nos basta con introducirlos en agua caliente y ya tenemos como resultado una infusión.

Gracias a este proceso se extraen los componentes químicos de la planta -quedando estos en el agua – y el resultado es una bebida que en algunos casos tiene propiedades como mejorar la digestión, relajar, diuréticos, etc.

Las tisanas por ejemplo suelen ser combinaciones de hierbas o especias. Pero la pregunta es…

planta del té

¿Por qué hay diferentes tipos de té si vienen de una misma planta?

La Camellia Sinensis después de ser cosechada, pasa por diferentes procesos dando como resultado distintas variedades de té:

Té Blanco

Es el té con menos pasos para su elaboración, despues de la cosecha la hoja se marchita al aire libre y ocurre una ligera oxidación natural, seguidamente las hojas son secadas al aire o también en hornos especiales. Es un té muy delicado, digamos que más puro y el resultado es una infusión con  un aroma muy sútil, un sabor dulce y mucha profundidad que llega directamente a nuestros sentidos :)

Su origen se encuentra en la provincia China de Fujian y los tés blancos mas conocidos son: el Silver Needle o Agujas de Plata  (Bai Hao Yinzhen) el cual lleva solo los brotes de la hoja del té y da un licor muy ligero y claro. Mientras que el White Peony Peonía Blanca (Bai Mu Dan)  esta hecho con un brote y dos hojas dando como resultado un sabor un poco más intenso. Los brotes del té blanco suelen estar envueltos en suaves vellosidades blancas o pelusa, por eso el nombre de esta variedad de té.

Té Verde

La mayor producción de té verde proviene tanto de China como de Japón. Es un té muy rico en  flavonoides dandolé propiedades antioxidantes. Después de la recolección, la hoja  pasa por el secado que detiene la oxidación. En el caso del té verde, el proceso del secado se puede hacer al vapor o por ejemplo tostando las hojas en grandes sartenes de hierro, lo que da una extensa y variada gama de sabores y olores.

A parte del secado, la hoja del té verde pasa por una manipulación: puede ser enrollada, aplastada, etc.

Los tés verdes chinos  más conocidos son el Long Jing, Mao Feng, Gunpowder (con el que se hace el té moruno) y suelen tener un sabor tostado. Mientras que los japonenes como el Sencha, Gyokuro, Matcha se caracterizan por un ligero sabor a hierba (ese sabor a césped o alga tan característico) y preservar el color de la hoja.

La temperatura no debe de pasar los 85º para no matar al sabor y recomiendo un máximo de 2 minutos de infusión para que no se nos amargue y poder disfrutar del sabor sin el amargor. Sí el té lo permite, podemos reinfusionar durante más tiempo.

Té Oolong
Mi favorito!
Tambíen conocido como té azul. Es una variedad semioxidada, de un 8% a 85% lo cual explica que haya una variedad expectacular de oolongs. Despúes de la oxidación, la hoja se enrolla y estos dos procesos pueden ser repetidos varias veces.  Para detener la oxidación, la hoja se tuesta o en algunos casos se asa.

Los que pasan por una menor oxidación suelen tener un sabor floral y un licor con un color muy ligero. Mientras que los más oxidados obviamente muestran un sabor potente, robusto, tostado y muestran varios espectros de colores.

La calidad del oolong depende mucho del productor, es un té que demanda tiempo para procesarlo. Se cultiva mayormente en China y Taiwan, los más conocidos son Tie Guan Yin, Wu Yi Yan Cha, Dan Cong. 

Pu erh

El Pu erh es una variedad muy especial ya que se procesa de forma diferente a los otros tipos de té. Después de su cosecha pasa por la misma elaboración que el té verde, pero no llega hasta el  el proceso de tostado. El Pu erh es madurado y pasa por la fermentación. Este tipo de té tiene un sabor muy terroso, lo que explica porque no le gusta a todos.

Su historia comienza como no en China, en la dinastía Tang (618-907), precisamente su nombre viene de un pueblo llamado Pu erh en la provincia de Yunnan. El té se transportaba en lomos de caballos y se comprimía en Tortas de té, las cuales se iban oxidando poco a poco. Los mejores pu erh necesitan hasta 30 años para su maduración. Las hojas se envejecen para que ocurra la fermentación.

 

Té Negro
Diría que es la variedad más conocida de té o el más típico, también es el más versátil ya que se le puede añadir leche, limón, puede prepararse frío o caliente. Como curiosidad los chinos lo llaman Té Rojo o Hong Cha. Tiene un nivel de oxidación muy alto.

El té negro se puede clasificar por su tipo de procesado: el Ortodoxo donde las hojas se mantienen grandes y presenta un sabor complejo y delicado, mientras que en el CTC (Curl, tear, curl) las hojas se hacen más pequeñas y el color y sabor son más fuertes. Los tés negros más conocidos son: English Breakfast, fuerte y generalmente se toma con leche, Earl Grey, con bergamota y el champan de los tés Darjeeling.

Té Amarillo 

Es un té poco conocido y difícil de conseguir, solo se produce en China. Puede llegar a ser confundido con el té verde, pero tiene un proceso de producción diferente: esta hecho de los brotes más tiernos de primavera y sigue el mismo proceso del té verde excepto por un paso llamado Men huang.

La hoja  se envuelve cuando todavía esta húmeda, el proceso se llama fermentación no enzimatica y puede durar de unas cuantas horas a 2-3 días, este paso lo diferencia del té verde y hace que adquiera un sabor más suave, dulce y sin astringencia.